IGNACIO COMONFORT (1812-1863) PDF Imprimir E-mail

ANTERIOR
VOLVER A LA GALERÍA
SIGUIENTE

 

 

P
residente de la República. Originario de un pueblo del sur del estado de Puebla. En esa capital hizo sus estudios; en ella desempeñó puestos subalternos. En 1847 fungió como ayudante del ejército durante toda la campaña del Valle. Administrador de la Aduana de Acapulco en 1854, es cesado por Santa Anna.

 

 

 

IGNACIO COMONFORT (1812-1863)

IGNACIO COMONFORT
(1812-1863)

 

 

A Comonfort se le considera –junto con el "Patriarca del sur", el general Álvarez– como el principal promotor del plan proclamado en Ayutla, y que se reformó en Acapulco el 11 de marzo de 1854. Iniciada la Revolución y cuando Santa Anna quiso tomar el puerto, Comonfort se encierra en el Castillo de San Diego hasta la retirada de las fuerzas gobiernistas. Se embarca para San Francisco, California, donde no pudo conseguir recursos. De allí pasó a Nueva York; y en esa ciudad conoce a Gregorio Ajuria, quien le prestó sesenta mil pesos, parte en dinero y parte en armas, estipulando que recibiría doscientos cincuenta mil pesos si la Revolución triunfaba (a su triunfo, Ajuria fue pagado, y arrendó la Casa de Moneda de México).

 

Comonfort regresó a Acapulco el 7 de diciembre de 1854 con algunos recursos, pasando después a Michoacán, con el carácter de general en jefe de las tropas de aquel estado, desde donde se internó en Jalisco para tomar la plaza de Zapotlán, y después, sin resistencia, la de Colima. En octubre de 1855 el general Álvarez, jefe de la Revolución, le nombra ministro de Guerra (10 de octubre-10 de diciembre de 1855), y con ese cargo llega a la capital de la República.

 

El 11 de diciembre del mismo año es electo presidente sustituto, y el 1º de diciembre de 1857 presta juramento como presidente constitucional. El 11 de diciembre de 1857 disuelve el Congreso, deja la presidencia el 21 de enero de 1858 y parte a Veracruz, en donde se embarca a Estados Unidos. En su administración sofocó la revolución de Zacapoaxtla. Todas las tropas de que podía disponer el gobierno le abandonaron y, mientras los pronunciados, a cuya cabeza estaba Antonio de Haro y Tamariz, su antiguo condiscípulo, se posesionaron de Puebla. Comonfort recluta nuevas tropas, les da armas, las instruye y en marzo de 1856 se halla en Puebla, con cerca de 16 mil hombres.

 

Durante el mandato de Comonfort, Miguel Lerdo de Tejada. ministro de Hacienda, promulga la Ley sobre la Desamortización de Bienes de Manos Muertas del 25 de junio de 1856, continuando la reforma civil. Combatido por progresistas y conservadores, y después de jurar la Constitución de 1857, Comonfort da el golpe de Estado que le conduce al exilio, en donde vivió todo el tiempo de la Guerra de Reforma.

 

En 1861 la guerra civil de los Estados Unidos lo hace regresar a México y pedir asilo a Santiago Vidaurri, entonces gobernador de Nuevo León. Benito Juárez, al enterarse de su regreso, por conducto del Ministerio de Gobernación, pide la entrega de Comonfort para procesarlo, a lo que no accede Vidaurri. El 16 de octubre de 1863 Comonfort es nombrado general en jefe del ejército que se trataba de reorganizar para resistir la Intervención. El 8 de noviembre salió de Querétaro para San Luis Potosí en compañía de algunos oficiales; el 13 del mismo mes, camino de Celaya, fueron atacados por una guerrilla al mando de Sebastián Aguirre. Al día siguiente el cadáver de Comonfort fue conducido a Chamacuero.

 

Fuente: Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México
Cortesía de Editorial Porrúa Hermanos, S.A. de C.V.

 
Copyright © 2014 Open Source Matters. Todos los derechos reservados.