Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Abril 2014
D L M M J V S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy7098
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales33091704

Estandarte de la Independencia, Atotonilco, Gto. Imprimir E-mail
México es mi Museo / Lista por Estados

Estandarte de la Independencia

Proveniente de la Hacienda de la Erre, la columna insurgente llegó, la tarde del 16 de septiembre de 1810, a este santuario de Atotonilco, Guanajuato, donde Miguel Hidalgo encontró el estandarte que guiaría a miles de personas en la lucha por la Independencia. ¿Quieres saber más?


 

 

96. ESTANDARTE DE LA INDEPENDENCIA, EN UN MINUTO


 

 

 

 

Cuando la columna insurgente llegó al santuario de Atotonilco, Guanajuato, aquel emblemático 16 de septiembre de 1810, la esperaba una multitud ansiosa de unirse a la lucha por la Independencia.


 

 

El capellán y su hermana, amigos de Hidalgo, salieron a recibirlo. Mientras la tropa descansaba, a los jefes se les sirvió una merienda.


 

 

Hidalgo fue a la sacristía y tomó una pintura de la Virgen de Guadalupe, mandó quitar el marco y clavarla en una pica.


 

 

Más tarde, la agitó ante la muchedumbre entusiasmada y exclamó: "¡Viva nuestra madre santísima Santa María de Guadalupe! ¡Viva la América!"


 

 

Uno de sus hombres la hizo ondear al frente de la tropa, acompañado de un tambor. La gente se identificó de inmediato con este símbolo, que a partir de entonces se convirtió en la virgen de los insurgentes.

 

 


MÉXICO ES MI MUSEO / BICENTENARIO DE  LA  INDEPENDENCIA CENTENARIO DE LA REVOLUCION / MEXICO 2010