Redes Sociales FLICKR USTREAM aNobii MySpace YouTube Twitter Facebook
 
 

PORTAL ACCESIBILIDAD

ENGLISH VERSION

Agosto 2014
D L M M J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Expo Bicentenario 2010

Nuevo canto a México
OBRA GANADORA

Historias de Familia del Bicentenario

Portal Orgullo Municipal

El Futuro es Milenario

Ruta 2010 / Recorre las rutas de la historia

Edición Bicentenario

Niños 2010

Discutamos México

MONUMENTO ESTELA DE LUZ
TRANSPARENCIA
INSTRUCCIONES DE USO

Símbolos Patrios México 2010

Archivo Histórico Militar México 2010

Programa Académico 2010

Recorrido virtual: Rotonda de las Personas Ilustres

Grupo Bicentenario Los países iberoamericanos que celebran su Bicentenario

Conoce aquí los portales Bicentenario

Galería de imagenes del Bicentenario y Centenario

El Águila Real / Símbolo Nacional de México

Conoce a las Especies Mexicanas del Bicentenario

Paseos Culturales INAH

Canasta de ideas mexicanas

Historia de Alto Vuelo


mod_vvisit_counterPáginas vistas el día de hoy2558
mod_vvisit_counterPáginas vistas totales36417428

Puente de Calderón, Zapotlanejo, Jal. Imprimir E-mail
México es mi Museo / Lista por Estados

Puente de Calderón

Aquí se enfrentaron, la mañana del 17 de enero de 1811, las tropas realistas con el ejército de Miguel Hidalgo y Costilla, en una batalla que trajo la ruina y la división a los jefes insurgentes. ¿Quieres saber más?


 

 

62. BATALLA DEL PUENTE DE CALDERÓN, EN UN MINUTO


 

 

 

 

Junto al Puente de Calderón, en el municipio de Zapotlanejo, la mañana del 17 de enero de 1811 se enfrentaron las tropas realistas con el ejército insurgente.


 

 

Hidalgo contaba con 80 mil hombres.  Aunque sólo tres mil tenían fusiles, los restantes se armaron como pudieron. Llevaban lanzas, azadones, cohetes y granadas rudimentarias.


 

 

Los insurgentes no pudieron contener el ataque ordenado de los realistas. Su gran número y falta de entrenamiento les impidió actuar con rapidez.


 

 

Cuando por orden de Allende se dispararon los cañones, el terreno seco se incendió. El humo devuelto por el viento impedía ver a los insurgentes, que huyeron en desbandada al asustarse con la explosión de una carreta de municiones.


 

 

Tras esta batalla, el ejército insurgente se dispersó y Allende despojó a Hidalgo del mando militar y político.


MÉXICO ES MI MUSEO / BICENTENARIO DE LA  INDEPENDENCIA CENTENARIO DE LA REVOLUCION / MEXICO 2010